ASUMIR RIESGOS

ASUMIR RIESGOS
Algunos, seguramente la mayoría, se preguntan “¿por qué?”. Otros, los menos, se preguntan “¿por qué no?”. Piensan en tiempos distintos: los primeros en pasado, los segundos en futuro. Los unos esperan que algo ocurra para actuar; los otros no esperan, actúan, hacen que las cosas ocurran. Dos formas bien distintas de asumir riesgos. ¿Sí o no?

EQUIPOS Y PROYECTOS

EQUIPOS Y PROYECTOS
Un equipo formado por talentos individuales lo será de verdad si sus componentes son capaces de alinear todas sus capacidades hacia el logro de un mismo objetivo. Para conseguir este alineamiento suelen ser necesarias ciertas dosis de pasión, ilusión, motivación, liderazgo, organización, confianza y un etcétera tan largo que es fácil entender porqué los equipos suelen ser tan efímeros como sus proyectos. Eso es bueno para encarar con mayores garantías de éxito cada nuevo proyecto. Un proyecto, un equipo. Eso sí, la condición indispensable para la construcción del equipo es la existencia de un proyecto. ¿No?